Home Más Buscan poder construir con botellas recicladas y así generar puestos de trabajo

Buscan poder construir con botellas recicladas y así generar puestos de trabajo

La iniciativa comenzó con capacitaciones a recicladores, organizaciones sociales y profesionales. Se extenderá con la construcción de dos edificios y una planta de “molones”, la principal pieza de ensamble.

Buscan incorporar en Mendoza un innovador sistema de construcción: casas con botellas. La iniciativa tiene entre sus ventajas la posibilidad de abaratar costos, generar fuentes de trabajo y atenuar el daño que producen los residuos sólidos que generamos diariamente. Principalmente, la contaminación que provoca el plástico cuando depara en los canales de riego, las acequias y los ríos.

Recuperadores urbanos, recicladores, organizaciones sociales y profesionales de la construcción recibirán durante seis meses capacitaciones para aprender y desarrollar una técnica que permite la elaboración de “molones”, piezas que cumplen la misma función que un ladrillo, pero que son fabricadas a través del prensado de botellas plásticas en desuso.

Esta alternativa de construcción liviana es impulsada por el Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía junto a los municipios pero coordinada por la Fundación Proeco, de Córdoba, que enseñará cómo instalar un taller de construcción de molones de plástico en la planta de residuos sólidos urbanos (RSU) de Los Triunfadores, ubicada en Godoy Cruz.

A modo de práctica los recicladores que se capaciten, construirán un salón de usos múltiples (SUM) en Lavalle y una casa refugio para mujeres víctimas de violencia de género en San Rafael. Ambas edificaciones serán la punta de lanza para una técnica que una vez incorporada en los códigos de edificación municipal puede extenderse a proyectos particulares de todo tipo.

“Si esta forma de construcción tiene éxito y la gente se entusiasma, la idea es que la planta de Los Triunfadores se transforme en la principal proveedora de molones”, dijo Pablo Gareca, integrante de la Dirección de Innovación y Desarrollo Sostenible de la Provincia. Actualmente ya hay 50 inscriptos realizando las primeras jornadas teóricas de este novedoso método.

“Se trata de una alternativa a la construcción tradicional, que incluye un proceso sustentable ya que se trabaja con un material que habitualmente es considerado basura. Las experiencias en Córdoba han sido muy positivas. De hecho, se pueden hacer hasta casas de dos pisos y con una terminación muy buena que cumplen con todas las exigencias”, explicó Gareca.

Cristina Sagnier, integrante de Los Triunfadores, contó que en su sede elaborarán las piezas fundamentales de este tipo de vivienda, a partir de los residuos que ellos mismos recuperan. También describió que los molones no son ladrillos de PEP molido o fundido. Se trata de plásticos compactados en una prensa a los que se les aplica un marco que los contiene y permite encastrarlos.

Estos elementos reemplazan al ladrillo pero el resto de la construcción como se conoce en Mendoza sigue las mismas reglas. “El molón se encastra y se ata, pero toda la vinculación y el encadenado de vigas es como la de una vivienda tradicional mendocina. Aunque no se pegan con cemento y éste solo se usa para recubrir las terminaciones. Es más económica, térmica, durable y permite la autoconstrucción”, dijo Gareca.

“El ladrillo tradicional entendemos que es un elemento importante pero su producción es contaminante para el suelo y el aire y se realiza en condiciones infrahumanas. Al reciclar generamos ventajas ambientales y sociales porque las cooperativas pueden trabajar dignamente y emprender una planta que generará beneficios económicos para sus miembros”, indicaron desde Innovación y Desarrollo Sostenible.

Problemática en números

Qué hacer con los residuos sólidos que generamos diariamente es uno de los desafíos que enfrenta la sociedad. El reciclaje siempre es enumerado como la primera opción. Sin embargo, de las 30 mil toneladas mensuales de desechos que se producen en el Gran Mendoza,  solo el 1% de esa basura es reutilizada. Los datos surgen de un estudio elaborado por la Universidad Nacional de Cuyo y el Gobierno.

En Mendoza se conocen seis entidades independientes que agrupan a personas que se encargan del acopio y separación de la basura: la Cooperativa de Recuperadores Mendoza (COREME) en Las Heras, Los Triunfadores en Godoy Cruz, Anulén Suyái, de General Alvear, Héroes del Sur de Malargüe; El Humito de San Martín y Promotores Ambientales, de Guaymallén.

Todas estas cooperativas forman parte de Asociación Civil de Recuperadores Urbanos de Mendoza (ACRUM). Su trabajo solo logra recuperar 9 kilos por cada tonelada de basura que se produce. Esto equivale a 260 mil kilos mensuales, según detalla el informe de la UNCuyo. Uno de los objetivos de las cooperativas es ir reemplazando el traslado en carros por camionetas para aumentar la cantidad de kilos a reciclar.

Fuente: El sol Online

Must Read

Filtran nombres de los nuevos iPhone

Los modelos serán presentados por Apple en septiembre, aunque todavía no hay fecha confirmada de lanzamiento.

Peugeot: cerca de lanzar los deportivos eléctricos

La división deportiva Peugeot Sport tiene a su cargo un proyecto que comenzará a ver la luz en 2020.

Cuatro aplicaciones para escuchar audiolibros en tu celular

Te dejamos una lista de aplicaciones que son una excelente opción para las personas a las que les gusta leer pero disponen...

Nuevo espacio digital de autogestión de Tarjeta Naranja en Palmares

Con un nuevo stand ubicado en Palmares Open Mall, la empresa trabaja para ampliar su segmento de mercado y facilitar la obtención...

Se lanzan en Argentina las Mitsubishi L200 y Outlander

Los 3 diamantes quieren volver a brillar en Argentina, y el encargado de pulir la marca para que vuelva a tener presencia...