Home Negocios El negocio del comercio de pasaportes legales

El negocio del comercio de pasaportes legales

Puedes nacer con ella, te la puedes ganar y la puedes perder. También, cada vez más puedes invertir para conseguirla.

Hablamos de la ciudadanía de un determinado país, un concepto que se está haciendo más fluido que nunca antes. Hace medio siglo, era poco frecuente que los países permitieran la doble nacionalidad, pero en la actualidad es algo casi universal.

Más de la mitad de los estados del mundo cuentan ahora con programa que te permiten obtener su ciudadanía si cumples algunos requisitos como inversor. De acuerdo con el abogado suizo Christian Kalin, un experto en el tema, se trata de una industria que genera unos US$25.000 millones al año.

Kalin, a quien llaman “señor Pasaporte”, es el jefe de Henley & Partners, uno de los mayores jugadores en este mercado de rápido crecimiento. Su negocio global ayuda a personas ricas y a sus familias a obtener la residencia o la nacionalidad en otros países.

Él afirma que la noción tradicional de ciudadanía está “desfasada”. “Esta es una de las pocas cosas que quedan en el mundo que está atada a vínculos de sangre o a dónde naciste”, señala y asegura que hace mucho que esto ha debido ser repensado.

“Esto es algo super injusto”, apunta y explica que donde naces no es ningún indicador de tus habilidades o talentos sino “simplemente suerte”.

“¿Qué hay de malo con ver la ciudadanía como una membresía y qué tiene de malo admitir a personas talentosas que van a contribuir?”, se pregunta.

Hay personas que apoyan su razonamiento, pero a muchos no les parece bien la idea de que los pasaportes -tan vinculados con la identidad- se conviertan en cierta forma en una mercancía.

Alta demanda

Seguimos la pista del tema de la ciudadanía hasta Vanuatu, una pequeña isla estado en el Pacífico. Desde que ellos establecieron su nuevo esquema de nacionalidad hace cuatro años se han encontrado con muchos interesados. En la actualidad, los pasaportes son la mayor fuente de ingresos del gobierno.

A la mayor parte de los aspirantes a conseguir un pasaporte de Vanuatu, lo que más les atrae es la posibilidad de viajar sin necesidad de visa a través de Europa.

De hecho, la mayor parte de los extranjeros que obtienen estos pasaportes nunca han puesto un pie en la isla. En lugar de ello, solicitaron la ciudadanía en oficinas en otros países, como las que tiene en Hong Kong PRG Consulting, una empresa autorizada para realizar estos trámites.

Hong Kong es uno de los mayores mercados del mundo para la adquisición de ciudadanías. En un café en el aeropuerto de esa ciudad, nos encontramos que MJ, un empresario cuyo negocio consiste en ayudar a un número creciente de ciudadanos de China continental a obtener un segundo e incluso un tercer pasaporte.

“Ellos no se sienten seguros (en China). Ellos quieren tener acceso a Europa para abrir una cuenta bancaria, para comprar propiedades o para iniciar un negocio”, comenta sobre sus clientes.

El de las nacionalidades es un competitivo mercado global y, para muchas naciones pequeñas -especialmente en el caso de islas del Caribe- el precio de un pasaporte se ubica en unos US$150.000. Se dice que en el caso de Vanuatu se encuentra aproximadamente al mismo nivel.

Un pasaporte de Vanuatu, explica MJ, se obtiene “muy rápido” (puedes conseguirlo en apenas 30 días) lo que ayuda a que sea una elección popular.

Pero Kalin y otros advierten que Vanuatu tiene una reputación manchada por la corrupción. Como consecuencia de ellos, Henley & Partners así como otras empresas no realizan gestiones relacionadas con el programa de ciudadanía de esa isla.

Esto, sin embargo, no reduce el interés que hay en China. Hace unos pocos años, los canales de televisión en Hong Kong emitían atractivos anuncios publicitarios en los que se promovía la obtención de la nacionalidad de Vanuatu. Los mensajes estaban dirigidos a la gran cantidad de ciudadanos de China continental que visitan Hong Kong.

Pero, ¿cuántos chinos realmente visitan Vanuatu después de obtener su ciudadanía? Quizá uno de cada 10, señala MJ.

¿Cuánto cuesta comprar un pasaporte?

  • Antigua y Barbuda: a partir de US$100.000
  • San Cristóbal y Nieves: a partir de US$150.000
  • Montenegro: a partir de US$274.000
  • Portugal: a partir de US$384.000
  • España: a partir de US$550.000
  • Bulgaria: a partir de US$560.000
  • Malta: a partir de US$1.000.000
  • Estados Unidos: a partir de US$900.000 invertidos en un negocio que cree 10 puestos de trabajo
  • Reino Unido: a partir de US$2.500.000

¿Traición u oportunidad?

Port Vila es la capital de Vanuatu y una ciudad de contrastes. Las carreteras con frecuencia están inundadas y llenas de baches. No hay un semáforo pero el tráfico de vehículos está cada vez peor gracias al creciente número de camionetas SUV nuevas que circulan por sus vías.

Es un paraíso fiscal y recientemente volvió a ser agregado a la “lista negra” de países de la Unión Europea por cuestiones de falta de transparencia y temas de corrupción.

Los nativos -conocidos como Ni Vanuatu- apenas fueron reconocidos oficialmente como ciudadanos en 1980, cuando el país alcanzó la independencia. Antes era un condominio franco-británico llamado las Nuevas Hébridas, y sus habitantes estaban dispersos a lo largo de las más de 80 islas que conforman el archipiélago.

Hace menos de 40 años, ellos no tenían Estado. Un dato que no se le escapa al ex primer ministro Barak Sope.

“Yo no tuve un pasaporte hasta 1980. Tenía que viajar con un trozo de papel que los británicos y los franceses me daban. Era humillante”, dice Sope sentado en un hotel y casino en la calle principal de Port Vila.

Sope considera una “traición” a Vanuatu vender su ciudadanía y apunta hacia el flujo de inversiones chinas en la región. “Los chinos tienen mucho más dinero que nosotros”, comenta frustrado.

Las inversiones chinas son criticadas por nativos como Sope, quienes se quejan de que las empresas chinas se quedan con todo el dinero y que solamente emplean a trabajadores chinos.

El gobierno de Vanuatu, uno de los tres países en el mundo en el que las mujeres están totalmente excluidas de participar en política, no estaba interesado en hablarnos sobre su programa de ciudadanía. Pero ubicamos a Bill Bani, un agente autorizado por el gobierno para realizar estos trámites, quien nos ofreció su visión sobre el tema.

“Tenemos que ver a Vanuatu en el contexto global. Otros países venden sus pasaportes para vivir, nosotros no tenemos muchos recursos naturales. Esto está trayendo mucho dinero a Vanuatu”, explica.

Pero para la población mayoritariamente rural del país esta política ha sido muy polémica desde su adopción en 2015.

Anne Pakoa, una líder comunitaria, nos sirve de guía en un pueblo típico hecha de chabolas construidas con planchas de hierro. Está apenas a 10 minutos en auto por un camino de tierra de las tiendas y restaurantes de la capital, pero se siente como si estuviera a un mundo de distancia.

Anne dice que las comunidades locales no están viendo el dinero de la venta de los pasaportes, pese a las promesas de que esa política serviría para reconstruir la infraestructura y los hogares destruidos por el ciclón Pam en 2015.

“Nuestros antepasados murieron por nuestra libertad. ¿Ahora hay gente que porta el mismo pasaporte verde que tengo yo?, ¿por US$150.000?, ¿dónde está el dinero? Creo que esto tiene que acabarse”, afirma.

Susan, otra mujer del mismo pueblo, nos muestra un pozo sucio. “Quiero que el gobierno nos provea de agua corriente para que los niños puedan ducharse y beber agua limpia y saludable”, asegura.

Con la creciente demanda del mercado chino, Dan McGarry, quien dirige el periódico local, considera que es difícil imaginar un cambio de política en el corto plazo.

Según él, las ventas de los pasaportes representan 30% de los ingresos del país. “Para un estado pequeño como el nuestro esto es algo importante. Pero tenemos que preguntarnos: ¿es esto por lo que luchamos?, ¿es esto correcto?, ¿está bien vender la soberanía que tanto nos costó ganar al mejor postor?”.

Se trata de una cuestión con la que muchos países, no solamente Vanuatu, tendrán que lidiar en un mundo cada vez más globalizado.

Pero como Kalin dice: “Los programas de obtención de ciudadanía a través de inversiones y los programas migratorios basados en la inversión no son más que un reflejo de un mundo en el que todo se ha vuelto más fluido”.

Fuente: BBC Mundo

Must Read

Llega a Mendoza la empresa de criptomonedas más grande del país

Ripio, la empresa cripto más grande de Argentina y de gran proyección en América Latina, dará dos charlas en Mendoza, con el...

Huawei reemplaza componente estadounidense en sus nuevos smartphones

Este gigante tecnológico chino remplaza piezas esenciales con componentes europeos para no depender de empresas norteamericanas. La tecnológica china...

Debilidades del Pixel 4, el smartphone de Google

Pocos días después del lanzamiento, Google ya había reconocido otros problemas. El nuevo teléfono inteligente Pixel 4 —y su...

¿Apple pierde dinero por las reparaciones de iPhone?

Apple dice que pierde más dinero del que gana con las reparaciones de los dispositivos de los clientes, como los iPhone y...

Una nuevo proyecto de energía limpia avanza en Luján

Este pequeño aprovechamiento hidroeléctrico está en Luján y utiliza la fuerza del agua del Cacique Guaymallén, sin contaminarlo ni disminuir su caudal....